La mejor parte de la pesca de truchas en nuestro país, es que ellas eligen las mejores y puras aguas del territorio. Las zonas donde las pescamos son de increíble belleza paisajísticas.

Las principales especies capturables en nuestro territorio son:

Arco Iris (Oncorhynchus mykiss ):

Es originaria de EE.UU y Asia. Hoy en día, su hábitat comprende los ríos y lagos fríos de todo el mundo. Es una de las especies de peces con mayor dispersión geográfica del planeta, gracias a su valor deportivo.

En cuanto al color de su cuerpo, el que predomina en el dorso es en tonos de azul o gris acerado; en sus flancos muestra un color plateado-verdoso y en la zona ventral es plata a blanco.

 

Además su cuerpo y su cola presentan una serie de manchas negras. En la franja central de su cuerpo poseen una amplia gama de colores, de la cual toma su nombre.

Los tonos varían de acuerdo al ambiente geográfico en que viva y a su tipo de alimentación.

Trucha marrón (Salmo trutta)

En los ríos, conservan sus colores originales, es decir marrón profundo en el dorso de su cuerpo, y hacia los costados una tonalidad marrón-oro, siendo blanco con amarillo su abdomen. También se encuentran pintas rojas y negras circundadas de amarillo en todo su cuerpo.

Estas coloraciones se ven modificadas si son especies anádromas, o de lago, donde su coloración es plateada, matizada con pintas oscuras. Suelen ser de muy buen porte. Su crecimiento está supeditado a la alimentación y diversas condiciones ambientales, llegando a medir a los dos años unos 17 cm. y en 4 ó 5 años los 35 cm.

Sus portes y potencia las convierten en un verdadero trofeo. Nuestra Patagonia es reconocida mundialmente por la calidad de sus Marrones, que atraen pescadores de todo el planeta.

Trucha de arroyo (Salvelinus fontinalis)

Es de menor tamaño que la marrón y la arco iris. Es originaria de EE.UU. y prevalece en los cursos de aguas muy frías y puras. Su color es pardusco oliváceo con pintas rojas y blancas. Sin dudas la más bella de todas las variedades.

En su captura no presenta los saltos de la arco iris, pero ofrece tenacidad buscando la profundidad.

Generalmente las encontramos en las cabeceras de ríos y lagos, zonas de increíble belleza paisajística.